Madre Guatemalteca de Riverhead llora la muerte de su hija mayor, quien falleció el lunes en un accidente de tráfico

Campañas de recaudación de fondos buscan ayudar a la familia

In Noticias, Portada by Maria del Mar PiedrabuenaLeave a Comment

Un trágico accidente automovilístico ocurrido el lunes en la autopista 495 donde una joven de 18 años perdió la vida y otras tres personas resultaron heridas, sacudió para siempre la vida de una familia guatemalteca de Riverhead, quienes ahora se encuentran en una situación desesperada.

Violeta Sajbin, madre de Katerin Perez Sajbin—Katy para sus amigos y familiares—, describió sollozando, los eventos que llevaron a la muerte de su hija mayor.

Violeta contó como ella, junto a Katy, su hija de 12 años Edith Anai y su sobrino Franklin Eduardo, de 22 años, empezaron el día lunes contentos, ya que por fin, estarían un paso más cerca de cumplir un sueño esperado por largo tiempo. Katy y Edith venían de tramitar sus pasaporte en el consulado Guatemalteco en Manhattan,lo que le iba a permitir a Katy empezar el proceso para obtener su permiso de trabajo, algo que la joven estaba deseando desde su llegada a Estados Unidos hacía dos años.

“Veníamos contentos, felices,” dijo Violeta. “Era un día bonito, incluso paramos en Queens.”

Violeta Sajbin y Katerin Sajbin. Foto cortesía: Violeta Sajbin

De repente, dijo Violeta, un carro colisionó contra ellos y los empujó hacia la barrera de la autopista. Violeta quien estaba sentada enfrente mientras su sobrino conducía, dijo que alcanzó a mirar hacia atrás a Katy y a su otra hija Edith, le cogió la mano a Katy y les dijo a sus dos hijas “agárrense fuerte.” Violeta dijo que sintió cómo se salían de la carretera, y de allí quedó inconsciente.

“Tengo grabada la mirada de Katy, no se me borra,” dijo Violeta afligida.

Según el reporte de policía el Jeep Liberty del 2004 en el que venía la familia Sajbin colisionó contra un Alfa Romeo del 2018  a la altura de la salida 66 de la Long Island Expressway en Yaphank sobre las 2:20 de la tarde. El Jeep golpeó la barandilla y se volcó sobre el montículo de tierra, aterrizando en la carretera de servicio. Katy salió despedida del vehículo.

Violeta, quien quedó atrapada en el coche, dijo que cuando pudo volver a abrir los ojos, escuchó voces, entre ellas la de su hija pequeña y sobrino preguntando que dónde estaba Katy. Como pudo, Violeta salió del vehículo y fue cuando localizó a su hija mayor, quien yacía en la carretera. Violeta se acercó y vió que Katy estaba convulsionando y alcanzó a ponerla de lado para que expulsara la sangre que brotaba de su boca. Violeta, desesperada, empezó a gritar por ayuda. Cuando llegó la ambulancia, ya era demasiado tarde. Katy había fallecido. Fue trasladada al Long Island Community Hospital en East Patchogue, donde fue declarada muerta.

“Es una pesadilla, Dios tendría que haberme llevado a mí,” dijo la acongojada madre de Katy, quien con la voz quebrada contó los sucesos.

Violeta Sajbin y sus cuatro hijos. De izquierda a derecha: Eyvin, Katerin, Edith y Geraldine. Foto cortesía: Violeta Sajbin

Violeta, Edith y Franklin, quienes se golpearon la cabeza y espalda fuertemente, fueron transportados al hospital de la Universidad de Stony Brook donde trataron sus lesiones. El conductor del Alpha Romeo, David Cohen de 55 años de Old Bethpage, no sufrió heridas, según el reporte policial.

Violeta describió a Katy, quien era estudiante de último año en la Escuela Secundaria de Riverhead, como una joven llena de alegría, mirada dulce, una sonrisa siempre para todo el mundo, respetuosa, amigable y con un espíritu generoso.

Katy era también una hermana mayor excepcional, dijo Violeta, y cuidaba de sus tres hermanitos, Eyvin Noe de 14 de años, Edith de 12 y Geraldine Anifer de 3 años, haciendo la comida de vez en cuando, peinando y vistiendo a la bebé y haciendo otros quehaceres familiares.

“Todavía la veo sentada, al borde de la cama, organizando su ropa,” dijo Violeta.

Debido a la pandemia y para ayudar a Violeta, quien es madre soltera y trabaja en jardinería en una empresa de Wainscott llamada Landscaping Details, Katy decidió estudiar virtualmente desde la casa para ayudar a su madre con el cuidado de su hermana Geraldine.

“Ella era muy generosa. Como sabía que bajó el trabajo por la pandemia, y yo apenas gano para poder pagar la renta y la comida, para que yo me pudiera ahorrar los gastos de la babysitter, ella prefirió estudiar desde la casa,” explicó Violeta.

A Katy le gustaban mucho los deportes desde su natal Guatemala, además de bailar y cantar, dijo su madre. Desde su llegada a Estados Unidos a los 16 años, Violeta dijo que Katy estuvo volcada en sus estudios, ya que soñaba con graduarse y estudiar enfermería o criminología. Un sueño que nació debido a la violencia que la familia experimentó por las pandillas en Guatemala, razón por la cual decidieron emigrar a Estados Unidos.

“Ella siempre quería ayudar a la gente, ese era su sueño, sacar su carrera adelante y ayudar a mucha gente,” dijo Violeta sollozando. “Me duele en el alma saber que no la veré graduarse, y seguir sus sueños de estudiar en este país. Quisiera regresar el tiempo, que no hubiéramos ido a ningún sitio, ella todavía estaría aquí conmigo o que Dios me hubiera llevado a mí.”

Christine Tona, la superintendente interina del distrito escolar de Riverhead dijo en un comunicado que el distrito “expresaba su más sentido pésame y condolencias durante este momento difícil a la familia.”

“La muerte de un joven siempre es trágica y una pérdida repentina como esta puede tener un efecto profundo en toda la comunidad,” dijo Tona y añadio que el “El Sr. O’Hara, director de la escuela secundaria Riverhead, ha implementado un plan de intervención en caso de crisis, y los psicólogos, trabajadores sociales y consejeros están disponibles para dar asesoramiento sobre el duelo.”

Amigos y familiares hacen un llamado para ayudar a la familia

Violeta, quien está embarazada de tres meses, y sus tres hijos, se encuentran actualmente en una situación extremadamente difícil no solo a nivel emocional, pero económico también. Violeta explicó que no tiene los fondos necesarios para costear el funeral de Katy, además de todos los gastos adicionales. Además, la familia fue notificada hace poco que deben buscar otro sitio donde vivir, ya que la casa donde viven fue vendida y tienen que salir de allí en febrero.

Varias campañas de recaudación de fondos han sido creadas para poder ayudar a la familia y se hace un llamado urgente a la comunidad a que donen para poder aliviar un poco la carga económica de este terrible suceso:

“Las palabras no pueden describir lo difícil que debe ser esto para la familia,” dice la campaña. “Actualmente estamos solicitando donaciones para ayudar a su familia a pagar los gastos del funeral. Considere la posibilidad de donar si puede. Estamos muy agradecidos por cada donación durante este momento difícil”.

“Violeta Sajbin es madre sola y no puede pagar todos los gastos para la funeraria. Violeta tiene el apoyo de otros sin embargo aún no es suficiente. Es difícil aceptar que Katherine ya no está con nosotros y del fondo de nuestros corazones les pedimos su ayuda,” dice la página de la campaña. “Violeta también estuvo en el accidente y tiene otros tres niños. Debido a su situación ella no puede trabajar. Si puedes ayudar o donar algo estaremos muy agradecidos.”

Las fechas del velorio y funeral de Katherine aún no han sido determinadas, dijo Violeta.

Foto y vídeo cortesía Violeta Sajbin

Read in English

About the Author

Maria del Mar Piedrabuena

María del Mar es editora y periodista multimedia de Tu Prensa Local. Ha trabajado en reconocidos medios locales y nacionales y es ganadora de varios premios por su trabajo periodístico, incluido un primer premio por mejor columna otorgado por la Asociación de Prensa de Nueva York. Envíale un correo a maria@tuprensalocal.com

Leave a Comment