La euforia del “Black Friday” le ganó al miedo de contraer el COVID-19

Contra viento y marea, cientos de compradores inundaron los almacenes en busca de las tradicionales “rebajas” del “Viernes Negro”.

In Coronavirus, Noticias, Portada by Maria Del Mar Piedrabuena y Juliana HolguínLeave a Comment

A pesar de las recomendaciones de las autoridades, sobre los peligros de estar en las calles por estos días, debido al incremento en los casos de COVID-19, la euforia que generan tradicionalmente las publicitadas promociones del “Viernes Negro”, terminó siendo superior a la cordura y la obediencia.

El Tanger Outlet de Riverhead, al que llegan todos los años compradores provenientes de diferentes partes de Long Island e incluso de Nueva York, estaba esta tarde, literalmente hablando, repleto de gente. Sino fuera por las máscaras de protección facial, que llevaba la mayoría de los visitantes, las escenas que se vivieron hoy en este lugar, podrían ser las de cualquier otro “Black Friday” de años anteriores, cuando no estábamos bajo la amenaza de una pandemia. Largas filas de compradores tratando de entrar a los almacenes, poca distancia social, gente llevando a cuestas varias bolsas y parqueaderos a reventar, fueron las notas predominantes del día. Incluso en este centro comercial fue necesario habilitar estacionamientos adicionales, para cumplir con la excesiva demanda de visitantes.

“Vine a ver qué encontraba de bueno”, dijo Manuel Solórzano, quien viajó desde Roosevelt, Long Island. El asegura que prefiere ir hasta un almacén que comprar por internet.  

“No es lo mismo ver, como comprar en línea, aveces usted encarga una cosa y le mandan otra” dice. “La afluencia de gente es casi lo mismo que años anteriores. La verdad que no debería, pero es la necesidad de uno salir a la calle”.

Se esperaba que fuera un “Viernes Negro” distinto y lo fue, pero básicamente por las restricciones de ingreso a los almacenes, debido a las limitaciones de capacidad que están vigentes en todo el estado. En los puntos de acceso a la mayoría de los establecimientos, había personal encargado de autorizar la entrada de las personas, hasta que se cumpliera el tope de capacidad en cada negocio. Pero afuera, mientras se esperaba el turno, la distancia social no fue siempre respetada. La empleada de uno de los almacenes, quien habló de manera anónima con Tu Prensa Local, dijo que durante todo el día la afluencia de público fue “una locura”, también dijo que no le parecía correcto que se hubiera abierto la tienda de forma masiva y que ella y los demás empleados habían estado “expuestos durante todo el día”.

Por su parte, Víctor Cuéllar, otro comprador que viajó desde Shirley manifestó su preocupación porque muchas personas descuidaron por momentos, los protocolos de seguridad.

“Todo el mundo está aquí como si no le importara lo que está pasando, usted va a los pabellones de comida y nadie tiene máscara, como si nada estuviera sucediendo y es un poco preocupante ver que a la gente no le importa. Y los almacenes no están siguiendo las reglas tampoco”, dijo Cuéllar.

A pesar de eso, él estuvo por varias horas de compras, en compañía de su familia, porque asegura que es mucho más fácil adquirir las cosas físicamente, que en línea.

“Es más fácil porque vienes y sales de una vez con tus artículos y no necesitamos esperar por nuestras cosas. También por mis padres, a ellos les gusta comprar en persona“. dijo.

Ante la afluencia de público hoy en el Tanger Outlet, había guardas de seguridad dirigiendo el tráfico en cada intersección, para hacer más fácil el desplazamiento de los vehículos. Como si fuera un “Viernes Negro” normal o un día de Navidad, a la gente le tomaba bastante tiempo encontrar un parqueadero libre.  

Según el último reporte del departamento de salud sobre la situación del COVID-19, algunas áreas de Riverhead siguen catalogadas como “Zonas Amarillas”, aunque el índice de positividad promedio ha descendido levemente y hoy se ubica en un 3.84%.

El gobernador ha dicho que entre el 2 y el 10 de diciembre se conocerá el impacto que puedan generar las celebraciones del Día Acción de Gracias y este concurrido “Black Friday”. Sólo hasta esa fecha sabremos si el día le hará honor a su nombre, convirtiéndose en un “viernes negro” en cuanto a casos de COVID-19.

Fotos: María del Mar Piedrabuena

0 0 vote
Article Rating
About the Author
Avatar

Maria Del Mar Piedrabuena y Juliana Holguín

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments