Lo mejor de la cocina del mundo: Gazpacho español

In Nuestra Cocina, Portada by Maria del Mar PiedrabuenaLeave a Comment

Ah, tomate, esa fruta dulce y delicada que es la base de tantos platos excelentes. Desde la salsa boloñesa y los guisos hasta la ensalada Capri y la pizza, los tomates se han presentado como estrellas culinarias en la mayor parte de la cocina del hemisferio occidental durante siglos. Rico en vitaminas A y C, los tomates son recomendados por la Organización Mundial de la Salud como un alimento muy beneficioso, ayudando a reducir el colesterol, mejorar la circulación sanguínea, prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento, y más. Y encima son deliciosos! ¿Qué mejor momento que ahora, a comienzos de verano, cuando los tomates locales están empezando la producción, que probar una nueva versión de esta amada fruta?

Gazpacho, una sopa fría del sur de España que se toma en vaso y se sirve como entrante en una comida, es uno de los platos españoles más populares que se puede encontrar en la gastronomía de este país, después de la paella por supuesto. Increíblemente fácil de preparar, esta refrescante sopa se encuentra en la mayoría de las cocinas españolas de abril a septiembre, cuando se prepara diariamente para luchar contra el calor y disfrutar de la abundancia de verduras sin tener que encender la estufa. Las temperaturas en el sur de España, que colinda con el continente Africano, pueden alcanzar fácilmente los 100ºF y, al contrario que en Estados Unidos, no hay aire acondicionado en todas partes, así que las bebidas refrescantes y la sombrita de los árboles son muy apetecidas. Y aunque aquí gocemos de las maravillas del aire acondicionado, los calores y humedad que ya se hace sentir en nuestro rincón del mundo, hacen que el gazpacho sea un gran aliado.

Sorprendentemente, el gazpacho, este plato tan único y tan español, es una herencia de Latinoamérica, llegando a Europa su ingrediente básico, el tomate, tras el traumático periodo de la colonización española. El periódico Olive Press informa que, como alimento del Nuevo Mundo, los tomates no fueron traídos a España hasta principios del año 1500 cuando los conquistadores (seguramente Hernán Cortés después de viajar a lo que es hoy México) introdujeron la fruta roja y jugosa a los españoles. La palabra tomate proviene de la palabra azteca tomatl. Sin embargo, pasaron casi 200 años para que los habitantes de la península ibérica incorporasen a sus dietas el tomate ya que tenían miedo de comerlo e incluso creían que era venenoso. Al final, ni la desconfianza ni el miedo venció a este delicioso ingrediente y los españoles fueron los conquistados por el tomate cuando descubrieron que con un poquito de sal y aceite, el tomate se eleva a lo sublime, ya sea fresco o cocido.

GAZPACHO

INGREDIENTES

  • 1/2 kilo de tomate maduro (alrededor de 1 libra)
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 pepino
  • 3,3 oz de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1 rebanada de pan blanco bueno
  • sal

PREPARACIÓN

Hay varias maneras de preparar el gazpacho, desde la receta básica y tradicional hasta los nuevos estilos que incorporan sandía y cerezas, pero la versión clásica y más famosa es la de Sevilla, la capital de Andalucía, una provincia del sur de España, y una de las ciudades más bellas y coloridas del país .

La base, por supuesto, son los tomates, preferiblemente comprados en un puesto de alguna granja local en el North Fork o recogidos en su jardín. Los tomates Roma, San Marzano o los tomates maduros funcionan mejor.

Porque este es un plato que no requiere estufa, la frescura y la buena calidad de los ingredientes son elementos clave para destacar sabores. También necesitará pepinos, pimientos, ajo, vinagre de vino tinto y pan. No pan tajado, de esos de fábrica, pero un pan de panadería- de corteza gruesa, sin agujeros y firme. El aceite de oliva, la sal y la pimienta son también necesarios.

Para preparar simplemente mezcle todos los vegetales juntos en un procesador de alimentos, empape el pan con agua (sin corteza), a continuación, añadir vinagre, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcle hasta que emulsione y luego cuele la sopa.

Es importante guardar en la nevera y dejar enfriar antes de servir. Recuerde, cuanto más frío es el gazpacho, mejor.

Para servir, verter el gazpacho refrigerado en pequeños tazones individuales o vasos y cortar pedazos pequeños de pepinos y pimientos y freír, o hornear, pequeños trozos de pan, estilo crujiente, para adornar. También puede utilizar huevo duro picado.

Y ya está, en un momento disfrutará de un plato de temporada delicioso, fresco y saludable. Buen apetito!

Haga click aquí para ver toda la serie de nuestra columna gastronómica semanal, donde encontrará recetas de platos únicos de alrededor del mundo de la mano de nuestro chef.

0 0 votes
Article Rating
About the Author

Maria del Mar Piedrabuena

María del Mar es editora y periodista multimedia de Tu Prensa Local. Ha trabajado en reconocidos medios locales y nacionales y es ganadora de varios premios por su trabajo periodístico, incluido un primer premio por mejor columna otorgado por la Asociación de Prensa de Nueva York. Envíale un correo a maria@tuprensalocal.com

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments