¡Hablemos de Pollo! Cómo preparar un pollo asado que nunca falla

In Cocina, Portada by Alfredo Figueroa PérezLeave a Comment

La receta de pollo al horno es una de las más tradicionales de todas las cocinas del mundo. Eso sí, existen numerosas variantes dependiendo del país en el que se elabore. Un pollo al horno es una receta sana, barata y fácil de cocinar, que gusta tanto a grandes como a pequeños.  Es una apuesta riquísima, que nos asegura salir airosos de cualquier situación que se nos presente.

Me encanta el pollo asado. Cuando está en un menú, es una opción que siempre considero para comer. Lo he probado en muchos lugares del mundo, hay sabores que me acompañan en la memoria de sabores de mis viajes. Recuerdo un delicioso pollo asado aliñado con muchas especias que compramos en una venta callejera y que nos comimos con mis amigos, sentados en una acera cerca del zoco de Alepo en Siria. También recuerdo otro en Perú, asado al carbón con un adobo de jugos cítricos, jengibre, salsa sillao o ají, para darle un toque picante, cerca de la plaza de armas de Cuzco, que tenía un sabor con un toque picante fantástico. No puedo olvidarme del famoso pollo tandoori, un pollo marinado en yogur con diferentes especias, que luego se asa en un horno tandoori, de donde viene su nombre. Es absolutamente delicioso.

Decía que asar un pollo es muy fácil, pero ojo, hay que andarse con mucho cuidado para no estropear algo tan fácil de hacer. Una receta deliciosa de pollo asado puede convertirse en un intento fallido, pues puede quedar seco, crudo, soso o salado. La cocina exige un poco de sentido común y atención.

Te voy a dar unos secretillos culinarios para que tu pollo asado te quede perfecto.

  1. Compra un pollo fresco. Ojalá orgánico. Esto te garantizará que la carne del pollo estará jugosa y deliciosa.
  2. La carne del pollo es bastante sosa. Por ello hay que sazonarlo abundantemente. Ponga en un recipiente todas las especias, hierbas, aliños que le gusten, ajo y cebolla machacados. Se puede mojar el marinado con jugo de limón, vino blanco, aceite, yogur, licor o cerveza. Añada sal. Unte el pollo con la mezcla por dentro y por fuera. Póngalo en una fuente, cúbralo con film y déjelo marinar toda una noche antes de asarlo.
  3. Saca el pollo de la nevera un par de horas antes de asarlo. Es una manera de atemperar el pollo. Cuando vaya al horno precalentado la temperatura interior del pollo subirá de una manera mejor y hará que la carne quede suave y bien asada.
  4. Colocar el pollo con la pechuga hacia abajo para que los jugos del pollo bajen y hagan que la pechuga quede sabrosa y jugosa. 15 minutos antes del tiempo de asado ponerlo con la pechuga hacia arriba para dorarla.
  5. Precalentar el horno a una temperatura de 350ºF (180ºC) y hornear el pollo por 2 horas. Quedará en su punto. Si asamos el pollo a una temperatura extrema, nos quedará seco y correremos el riesgo de que se nos queme por fuera. Mojar de vez en cuando durante la cocción con caldo o vino blanco.
  6. Una vez asado, coloque el jugo de cocción en una fuente. Corte bien el pollo. Empiece por la pechuga, siga con las alas, y por último los muslos. Póngalo en el plato y salsee con el caldo de cocción.

Hoy les traigo la receta de pollo asado que hacía mi suegra. La señora Conchita. Es un tesoro que me regaló una de las veces que la visité en Madrid. Es una receta sencilla, pero el pollo queda absolutamente delicioso. La hago muchas veces. Nunca falla.

POLLO ASADO DE LA SEÑORA CONCHITA

INGREDIENTES:

  • 1 pollo entero vaciado por dentro
  • 5 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • 2 vasos de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 4 papas

PREPARACIÓN:

ADOBO: Pelar los ajos y ponerlos en un mortero con sal y pimienta. Añadir el manojo de perejil y machacar hasta hacer una pasta. Añadir el vino y un par de cucharadas de aceite de oliva. Mezclar.

Con esa mezcla untar el pollo por fuera y por dentro.

Lavar y pelar las papas. Cortarlas en rodajas de 1 cm de grosor. En una fuente de horno poner las papas en el fondo. Poner encima el pollo.

Poner a asar en el horno precalentado a 350ºF (180ºC) por 2 horas. Ir mojando con el jugo de cocción, o con vino o con caldo de pollo. 15 minutos antes de que esté, subir la temperatura a 425ºF (220ºC) para que se dore.

Servir caliente acompañado de papas asadas o arroz.

Nota del Chef: Cada mes de este año les traeré cuatro recetas — una por semana —, cuatro formas diferentes de entender un plato, fruto de mi experiencia al cocinar cada uno de ellos. La cocina es universal, pero a su vez, cada casa del mundo la interpreta a su manera y de acuerdo con sus circunstancias. Una comida que lleva el mismo nombre y en cambio tiene una personalidad propia reconocible, porque cada receta lleva los matices propios del cocinero y de los ingredientes del lugar donde se prepara.

 

About the Author

Alfredo Figueroa Pérez

Alfredo es de Cali, Colombia y vive en Barcelona, España. Es cocinero egresado de la Escuela Hofmann de Barcelona. Desde hace algunos años tiene una pequeña compañía de catering y da clases de cocina a adultos. Es un apasionado de los viajes y la gastronomía, lo que le ha permitido conocer muchos países y culturas alrededor del mundo. Como cocinero tiene influencias de sus ancestros latinoamericanos y de la cocina tradicional española, italiana y francesa. Define su cocina como una fusión andina y mediterránea. ¿Tiene preguntas? Escríbanos a info@tuprensalocal.com

Leave a Comment